SALUD

El crecimiento del shiatsu y el programa corporal tailandés

27/04/2018

Las terapias orientales eran en argentina en la década del noventa terapias conocidas por pocos y cuestionadas por muchos, exóticas para aquellos que podían acceder a un servicio costoso como lo eran. En argentina la masoterapia en general fue tomando un rumbo mucho más preventivo para la salud que un lujo para pocos, y el shiatsu y el tailandés no quedaron afuera de este gran cambio.

por
Alejandro Fabianich

Oriente y occidente se fusionan para comprender el abordaje de estas técnicas basadas en su totalidad en el paradigma oriental, la ley universal del tao que otorga la creencia del yin y el yang, dos elementos tan opuestos como complementarios dando el nacimiento a la energía. La creencia oriental, aun hoy discutida para occidente, logro una apertura óptima para que tanto el shiatsu como el tailandés no solo tuvieran su crecimiento en el campo de la masoterapia, si no también, en la estética corporal y una relevancia particular el programa corporal tailandés en el deporte.

Para poder comprender más sobre estas terapias vamos a desarrollar brevemente cada una:

Shiatsu como su nombre lo indica es la presión ejercida por los dedos (shi: dedo / atsu: presión). Presión que se ejerce sobre  puntos específicos del cuerpo activando el flujo energético, teniendo como objetivo la auto curación, el auto equilibrio y la auto sanación. Logrando el bienestar tanto fisico, mental y emocional del paciente.

Es una terapia de las más antiguas, creada en Japón, hace aproximadamente 2500 años. 

Donde los sacerdotes taotistas utilizaban un sistema de puntos de presión buscando la armonización de la fuerza vital.

En 1925 tokujiro namikoshi, abrió el primer instituto shiatsu de terapia, en hokkaido. En 1940 namikoshi fundo el instituto japonés de shiatsu en tokio y en 1957 la escuela japonesa de shiatsu recibe el reconocimiento y la aprobación del ministerio de sanidad y bienestar del Japón.

Pasando al programa corporal tailandés podemos comenzar con su importancia en el dolor a nivel muscular y como será este su objetivo principal, aliviando la tensión y el malestar generado por la misma tensión.

Este beneficio se logra gracias a la activación sobre el sistema circulatorio, la mejora sobre la elasticidad de los músculos, reduciendo la rigidez articular y fomentando la flexibilidad.

Esta terapia oriental está basada en estiramientos buscando la activación y equilibrio de las líneas sen, estructuras aun no reconocidas por occidente.

Ambas terapias son un complemento excelente para cualquier masoterapeuta que quiera ampliar su experiencia, y así poder generar el bienestar de sus pacientes tanto física, mental como emocionalmente.

Alejandro Fabianich

Director Académico de ISET

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2016 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados