NOTA DE TAPA

Ideas de Tandil para cambiar el mundo

15/04/2018

Un grupo de tandilenses vinculados a un concurso de ideas innovadoras que organiza la Universidad viaja este fin de semana a California. Estarán una semana allí, más precisamente al sur de la Bahía de San Francisco, en Silicon Valley. Ese vuelo a la meca de la tecnología les va a permitir a los ganadores del concurso Prendete 2017 mostrar sus ideas de negocios mientras buscan retroalimentación para sus proyectos y también financiamiento para desarrollarlos. No les fue sencillo alcanzar la meta a los seis ganadores, ya que emergieron entre 110 equipos de Tandil y la región. El proyecto destacado con el primer premio es de Mar del Plata, los cuatro siguientes son de Tandil y el sexto de la localidad de Olavarría. Todas las ideas comparten una matriz: tienen un fuerte componente tecnológico.

Es que el concurso apunta a despertar el interés de las mentes más innovadoras de la Provincia de Buenos Aires. Ya lleva tres ediciones y está conformado por una mesa muy amplia que integran la Universidad a través de las facultades de Ciencias Exactas y de Economía y el Centro de Innovación y Creación de Empresas (CICE); el Grupo ASSA; el Municipio de Tandil; la Cámara de Empresas del Polo Informático de Tandil (CEPIT); el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); la Agencia de Desarrollo Territorial y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires. Este ministerio fue el que aporta los fondos para los premios y ese dinero debe destinarse íntegramente al desarrollo de los proyectos. Claro que los fondos son un incentivo pero no suficientes para acelerar los proyectos ganadores al punto de hacerlos emerger totalmente, por lo que el viaje a Silicon Valley, que también es parte del premio, aparece como una segunda posibilidad de conseguir inversores que financien los proyectos a cambio de una participación en el futuro negocio.

Según explican los organizadores, Prendete "es una herramienta para impulsar la generación de ideas innovadoras aplicadas a los negocios, alentando a quienes tengan ideas de este tipo a formular un proyecto viable".

Además de promover la creatividad y la innovación, en el marco del certamen se brinda asesoramiento y guía en el proceso de consolidación de un modelo de negocios y finalmente se premian las buenas ideas.

La cuestión del premio en dinero es central porque diferencia a Prendete de otros certámenes donde se destacan las ideas pero, al no contar con fondos para empujarlas, generalmente quedan en un proyecto y no llegan a concretarse. La idea central del Prendete es que los ganadores tengan un empujón económico y contactos que les permitan crear su propia startup.

 

¿QUÉ ES UNA STARTUP?

Una startup es una empresa incipiente, en construcción. El término alude a empresas emergentes apoyadas en la tecnología, que tienen una idea innovadora y buscan facilitar a través de su instrumentación procesos complicados. Generalmente son empresas asociadas a la innovación, al desarrollo de tecnologías, al diseño o al desarrollo web.

Las incipientes por lo general comienzan como una idea de negocio creativo, y el paso inmediato es agregar diferenciación a dicha idea a través de la innovación, para finalmente emprender el negocio. Son organizaciones pequeñas con gran capacidad de cambio y desarrollan productos o servicios de gran innovación, altamente requeridos por el mercado y orientados directamente al cliente. La estructura de una startup suele operar con costos mínimos pero obtiene ganancias que crecen de forma exponencial. Las emergentes se diferencian de otras empresas pues apuntan a funcionar sobre una plataforma digital.

Los ganadores no viajarán solos. La comitiva está integrada además por representantes de la UNICEN que tienen pautadas visitas a universidades, empresas y aceleradoras de negocios. "Tenemos una agenda armada para mostrar la calidad del emprendedurismo y la tecnología en Tandil y para traernos también todo lo que podamos de ese lugar que es la referencia número uno de la tecnología, en concreto, visitar universidades y aprender cómo funcionan sus ecosistemas", explicó Maximiliano Cortés, presidente de la CEPIT.

Las ideas de negocios presentadas en este concurso son muestra del espíritu emprendedor y también de la buena salud de que goza la industria informática en Tandil. Cortés apunta: "Es difícil predecir cuál es el techo de la actividad, hoy Tandil tiene más de 1700 empleados de software y eso genera un impacto concreto en la economía local. Por lo general es gente joven que se sigue capacitando, que consume en la ciudad, que elige vivir acá por el estilo de vida y que tiene empleos enteramente en blanco, en buenas empresas que generan desafíos para los profesionales. En este punto, Prendete es otro granito de arena para seguir sumando a la actividad".

SOBRE LOS GANADORES

Los equipos premiados en la edición 2017 del certamen fueron:

1º. PONCE, un dispositivo de control de equipos de riego (Mar del plata - viaje a Silicon Valley y 250 mil pesos).

2º. ARREAR, un collar electrónico para mayor control del ganado en pastoreo (Tandil - viaje a Silicon Valley y 150 mil pesos).

3º. NOTARIX, una firma digital para documentos jurídicos (Tandil - viaje a Silicon Valley y 100 mil pesos).

4º. MORFEO, un sensor de somnolencia en conductores (Tandil - viaje a Silicon Valley y 50 mil pesos).

5º. MAMÓGRAFO ÓPTICO, un sistema de formación de imágenes médicas mediante reflectancia de campo completo utilizando radiación en el infrarrojo cercano (Tandil - viaje a Silicon Valley y 50 mil pesos).

6º. OKING, un sensor de adelantamiento vehicular (Olavarría - viaje a Silicon Valley).

 

MENTES QUE BRILLAN

No es casual que el polo informático de la ciudad haya alcanzado un desarrollo explosivo en la última década; tampoco es fruto del azar la cantidad de emprendedores que registra Tandil y el clima de innovación que generan. Así parece probarlo que cuatro de los seis proyectos destacados sean locales.

Tal el caso de ArreAR, un sistema para gestionar bovinos y aprovechar el suelo y otros recursos a través de alambrados virtuales. Se trata de un collar geo-referenciado para el manejo virtual del pastoreo y la gestión integral de bovinos. El dispositivo se coloca al cuello de las vacas y permite un control muy preciso de los sectores de pastoreo, lo que hace posible determinar qué se le quiere dar de comer al animal, pero también dónde comerá y en qué momento del día.

El programa completo incluye -además de los collares- las antenas de transmisión de datos y un software de gestión que permite planificar de manera dinámica y en tiempo real las zonas de pastoreo a las que se asignará cada animal. Esto se establece de acuerdo a variables como los recursos disponibles y las necesidades de consumo de alimento de los bovinos.

Su funcionamiento parte de la delimitación de sectores en el programa informático, cuyos datos luego son enviados al collar a través de las antenas. Esto permite determinar con precisión por donde la vaca puede moverse; cuando sale de esa zona el collar emite un sonido que le indica que debe retornar a su corral virtual. "Esto ocurre porque previamente se hace un entrenamiento de los animales durante el cual junto al sonido de alerta reciben una pequeña descarga eléctrica, y terminan asociando ambas cosas por lo tanto, al oír el sonido están condicionadas por ese reflejo y la forma de evitar que sobrevenga la descarga es cambiando de rumbo, cesa el sonido y también la posibilidad de que sobrevenga la descarga", explica el Doctor en Ciencias Informáticas Juan Toloza, docente e investigador de la Unicen e integrante del plantel de trabajo de ArreAR. Con respecto a la descarga -que puede sonar como algo cercano al maltrato animal para quien no conozca los pormenores del trabajo diario con grandes animales- aclara que es similar a la de los cercos eléctricos que funcionan con baterías de 12 voltios y se usan para delimitar zonas de pastoreo en el campo e incluso en domicilios particulares para evitar que los perros abandonen el patio.

Así, ArreAR posibilita un control virtual y remoto del ganado. Además, se podría aplicar a la optimización del uso de los recursos forrajeros, lo que redundaría en un aumento de la producción y en la sustentabilidad de un suelo que por el cambio climático es muy heterogéneo y eso hace necesario incorporar precisión en el uso de los recursos forrajeros. A esto hay que agregar el desplazamiento de la ganadería por la agricultura y el fenómeno de la  siembra directa, que también acabaron con muchos de los alambrados que antes servían para contener a los animales. Por eso, ArreAR permite ir a un sistema mixto y virtuoso de ganadería y agricultura pero reduciendo la necesidad de alambrados. Por todo eso es que se apunta al uso de la tecnología para reducir costos de infraestructura en la explotación de un negocio agropecuario y específicamente en lo que respecta a la gestión ganadera.

 

COMPRAS SEGURAS EN LA RED

El segundo premio para un grupo de Tandil se lo llevaron Gustavo Lagoutte y Lucas Sanz. El primero es licenciado en Marketing especializado en Tecnologías de la Información, el segundo, abogado con orientación en derechos del consumidor. Los jóvenes profesionales crearon una plataforma cuya finalidad es darle transparencia y seguridad a la firma digital de documentos. "Utilizamos la misma tecnología de Blockchain que se usa para darle seguridad a los bitcoin y otras monedas digitales, y que promete revolucionar muchas industrias porque es accesible e inviolable", asegura Lagoutte.

Notarix nació a partir de un problema común en muchas de las operaciones comerciales en línea que se llevan a cabo cada día en todo el mundo. "Los usuarios pueden contratar un servicio médico, una póliza de seguro o directamente comprar un producto, pero a pesar de pesar de que se concretan millares de esas transacciones a través de Internet, lo cierto es que no hay documentación que garantice las obligaciones de las partes involucradas en un acuerdo de estas características y que, al mismo tiempo, tenga sustento legal en caso de ser necesario", apuntó el abogado Lucas Sanz.

De esa debilidad del sistema y la desprotección que les genera a los consumidores, que son la parte más vulnerable en esas contrataciones, pensaron en crear un remedio tecnológico. En ese punto avanzaron en dos frentes: "Por un lado en la cuestión tecnológica en sí, es decir, en la creación de un proceso que ofreciera total seguridad a la firma. Para eso recurrimos a las blockchain (un algoritmo de programación) que provee seguridad electrónica a las operaciones y que es el que utilizan las bitcoin", relató Gustavo Lagoutte. En paralelo llevaron adelante un estudio del marco legal en vigencia y concluyeron que Notarix ofrece una solución reconocida por las leyes, es decir, que los contratos firmados con la plataforma serían iguales a los rubricados de puño y letra. "El papel, la firma hológrafa, el pagaré y el cheque, tal como los conocemos hoy, no tienen lugar en el modelo de futuro que establece la nueva sociedad tecnológica", explicaron.

Los emprendedores ya lograron establecer un marco de validación que les indica a las claras que el proceso funciona correctamente y también encontraron sus potenciales nichos de mercado. "Apenas terminó el concurso Prendete una empresa de retail importante se puso en contacto con nosotros porque le interesa Notarix para brindarle a los compradores un certificado de garantía digital sobre los productos que adquieren con ellos. Y también nos llamaron de una empresa de software que trabaja para los bancos y está buscando una solución para pagarés y cheques digitales", manifestó Lagoutte poco antes de abordar el vuelo de este sábado.

El dinero del premio lo invertirán en el desarrollo del software necesario para convertir la idea en un prototipo y comenzar a firmar documentos en la nube. "Tuvimos muy buena repercusión y aparecieron interesados concretos así que tenemos claro que la idea funciona y es necesaria, así que vamos a intentar avanzar lo antes posible con el desarrollo", comentó Sanz.

 

EN BRAZOS DE MORFEO

El dios griego le prestó su nombre a Ludmila Baliño (22) y Conrado Blanco (23), estudiantes de Ingeniería de sistemas que crearon una interface que lee las ondas cerebrales de conductores para percibir la somnolencia y evitar los incidentes de tránsito, muchas veces fatales, que se desatan cuando quien maneja se queda dormido.

¿Alguna vez oyó la frase ?caer en los brazos de Morfeo?? Considerado el dios de los sueños en la mitología griega, era hijo de Hipnos, que personificaba el sueño; de Nix, que era la Noche y hermano de Tánatos, la muerte sin violencia. A Morfeo, dios menor, se le encomendó crear sueños para aquellos que dormían y que los que en ellos aparecieran tuvieran forma humana. De hecho Morfeo, o Morpheus, viene del griego ???????, palabra que proviene de "forma". Morfeo tenía la increíble habilidad de recorrer el mundo una y otra vez con sus alas fabricando fantasías para los humanos. Si alguien presentaba problemas para dejarse mecer en sus brazos, él sabía seducirlos y llevarlos consigo al mundo onírico. Y si hacía falta, podía adquirir la apariencia de algún familiar del insomne.

Los estudiantes de la Universidad Nacional del Centro inventaron un dispositivo que lee y analiza las ondas cerebrales para detectar la somnolencia en conductores y les alerta con un sonido o una vibración. Cuentan que el premio les dio un impulso importante y que esta semana buscarán financiamiento en Silicon Valley para el desarrollo de su proyecto.

Los estudiantes diseñaron el sistema ubicando los sensores en una vincha o gorra y en principio lo apuntaron a personas que pasan muchas horas al volante, como choferes de colectivos de larga distancia o de camiones, aunque en el futuro podría ampliarse para otros usos potenciales.

"Esta tecnología nos permitirá tomar decisiones antes de que ya sea tarde y el chofer se esté quedando dormido. En caso que el conductor empiece a mostrar señales de somnolencia, se le avisa mediante una alerta sonora y en caso de que se presente un nivel de fatiga mayor se le alerta mediante vibraciones", contó Ludmila, quien es oriunda de Mar del Plata y cursa sus estudios superiores en la facultad de ciencias exactas de Tandil.

Y revela que se unió a Conrado -oriundo de Cacharí y compañero de carrera- para llevar a cabo el proyecto final de Sistemas de Interfaz Natural, que es una materia optativa de la carrera.

"Había que presentar un producto innovador aplicado a la vida cotidiana y habíamos estado viendo que hay un gran auge de las tecnologías que enlazan el cerebro humano con las computadores, entonces se nos ocurrió que esto cumplía con la consigna y podría ser muy útil para ayudar a las personas en situaciones cotidianas", agregó Blanco.

Morfeo está dirigido a garantizar la seguridad de los conductores y por consiguiente de los pasajeros. Para ello se vale de un producto innovador que no estorba a quien lo usa porque es cómodo, ergonómico y no invasivo de su privacidad.

Baliño y Blanco van a usar los $50 mil del premio para fabricar un prototipo de Morfeo y comenzar las pruebas de campo. El viaje a San Francisco los tiene inquietos, presas de una gran expectativa. "Tenemos tres minutos para una demostración donde vamos a contar cuál es la idea y el modelo de negocio, porque se trata de atraer inversores. Después nos dan otros cuatro minutos para responder las preguntas que vayan surgiendo", aseguraron los jóvenes, reconocieron que están nerviosos por lo que se abre frente a ellos pero que confían en su idea.

El análisis previo del mercado es muy importante cuando se buscan mentores que inviertan dinero para el desarrollo y la fabricación en serie. En este sentido, en Argentina hay 15 millones de vehículos habilitados para circular, de los cuales un 14,2% son comerciales, es decir que Morfeo tiene un mercado potencial de más de dos millones de unidades. Claro que, al llegar a Silicon Valley, el mercado potencial supera la escala nacional. Los futuros ingenieros son plenamente conscientes de ello: "Nuestra idea es comercializar Morfeo en el exterior, empezando por el mercado latinoamericano". Claro que si su idea capta la atención esta semana en EE. UU., el mercado podría ser mucho más grande.

 

LA EVOLUCIÓN DEL MAMÓGRAFO

Los integrantes del Grupo de Óptica Biomédica del Centro de Investigaciones en Física e Ingeniería del Centro de la Provincia de Buenos Aires (CIFICEN) aspiran al desarrollo de un mamógrafo óptico que podría tener un impacto muy positivo en el diagnóstico precoz del cáncer de mama. La aplicación práctica apunta al hecho de que una de cada ocho mujeres en Argentina va a desarrollar un cáncer de mama; el 20 por ciento de ellas tienen menos de 40 años y el 95 por ciento de esos casos son curables si se efectúa un diagnóstico en estadios tempranos. El método que se usa en la actualidad es la mamografía, un estudio que se recomienda a partir de los 40 años por la radiación que emite sobre el cuerpo humano.

La premisa para el proyecto es de una lógica sin fisuras: Si la tasa de sobrevida es más alta en estadios más tempranos, la detección de tumores muy pequeños elevará la calidad de vida y la curación del cáncer de mama. Así comenzaron a trabajar en un dispositivo que no emita radiación nociva y que, al igual que el mamógrafo tradicional, pueda indicar la presencia de cualquier anomalía sin efectos nocivos para el cuerpo, pues utiliza luz infrarroja en lugar de rayos X.

"Está probada la problemática del cáncer de mama y la recomendación de la mamografía a partir de los 40 años, pero no es aconsejada antes de los 40 años e incluso se recomienda no realizarla más de una vez por año porque los rayos x no son inocuos", dice Carbone. Aclara que "es correcto y recomendable seguir utilizando la mamografía porque las ventajas de un diagnostico precoz superan a los posibles riegos, pero si logramos tener éxito con el mamógrafo óptico se podrán hacer estudios constantemente y a cualquier edad".

Hay equipo. Los investigadores son los doctores en Física Juan Pomarico, Daniela Iriarte, Oscar Di Rocco, Victoria Waks y Hector García; los licenciados en Física Nicolás Carbone y Pamela Pardini y el licenciado en Matemática Guido Baez (todos investigadores o becarios del CONICET y muchos docentes de la Universidad Nacional del Centro).

Otra ventaja del sistema de luz láser es que no necesita la compresión del pecho de la mujer, que es una de las incomodidades del mamógrafo tradicional. Esto se debe a que en el nuevo desarrollo, la luz atraviesa el tejido y vuelve a salir por la misma vía de entrada. Por otra parte, el mamógrafo óptico es menos costoso en etapa de construcción pero también requiere menos dinero para el mantenimiento, pues tiene menos partes móviles y mecánicas que su contraparte actual y no hay que implementar infraestructura de protección pues no usa rayos X.

La idea del mamógrafo óptico no surgió para ser presentada en el concurso. De hecho, tiene una década y media de avances lentos pero firmes que les permitieron a los investigadores alcanzar el conocimiento aplicado suficiente para pensar en la construcción de un prototipo que será destinado al uso en medicina humana y animal. Esta semana, en el Valle de Silicio, los autores del proyecto intentarán convencer a potenciales inversores de que están frente a una revolución en tecnología de diagnóstico para el cáncer. Y ese cambio de paradigma podría surgir en Tandil.

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

Últimas noticias

POR OBRAS DE PAVIMETANCIÓN EN LA CALLE FIGUEROA

POR OBRAS DE PAVIMETANCIÓN EN LA CALLE FIGUEROA

Cambio de recorrido en la línea 503


2008 - 2016 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados