CULTURA

León Greco, un iluminado

09/01/2018

Se dedica no solo a la puesta de luces en grandes conciertos, sino a todo lo que tiene que ver con la estética de los shows en los escenarios más importantes. La historia de "un enfermo de lo visual", como se describe.

por
Brando Bruni

"Soy enfermo de la visual", es una de las primeras cosas que nos cuenta León Greco para empezar a describir lo que hace. Es que su trabajo va mucho más allá de la iluminación de un show, se dedica plantear todo un espectáculo.

Entrando en detalles, dice que "trato que se piense en el desarrollo de un show, se tiene que notar que estás pensando en eso. Ampliar la visión a otros campos, ya no es que el equipo de guitarra suene bien, ponerte una camisita loca y ya está".

Aunque su métier principal son las luces (estudió varios años Diseño de Iluminación para Espectáculos de la UNA), va por todo. También hace videos, mapping, dibuja y hasta coachea bandas. Todo un artista integral, detrás de otros artistas.

Pero empecemos por el principio. Lo suyo arranca de chiquito, cuestión de familia. Su bisabuelo, León lbos, fundó el Museo de Bellas Artes; Jorge Ibos era poeta, su abuela pintaba, y la madre es profesora de Bellas Artes.

Desde siempre, es fanático de Queen, su mamá se lo hacía escuchar estando en la panza. Tenía un VHS y confiesa que "lo ponía y me quedaba loco con Freddie. Lo imitaba mucho encerrado en mi habitación, pero me faltaban las luces. Ahí empecé a dibujar planos, con 9 años".

Revela que su base fue la Escuela Polivalente de Arte, egresó en el 2002 y fue parte de una generación donde muchos destacaron. Pero él era el único que iba a cualquier show y se quedaba mal porque la iluminación no decía nada.

A los 14 años empezó a fabricar sus propias luces, no tenía plata ni para enchufes, eran todos cables pelados. Así empezó a trabajar. Terminó la escuela, se fue a Azul a estudiar derecho, y volvía los fines de semana ofreciendo su trabajo por 10 pesos. "Herbón me dijo que vendía el paquete de luces y sonido, a ese precio me iban a querer a mí. Entonces me llamó a trabajar con él. Aprendí mucho pero encontraba limitaciones, a mí me gusta la parte artística, porqué se ponen esas luces. Yo buscaba la estética", recuerda.

Así se fue a La Plata, donde seguía estudiando y vendía flores en la calle. Se tomaba el tren a Capital para recalar en el mítico Cemento, ofreciendo sus servicios de luces en la puerta. Así hizo, por ejemplo, un trabajo para El Otro Yo, "Contagiándose la energía del otro", y en la tapa de ese disco en vivo se ve su laburo.

Su recorrido siguió por Europa, se fue a Barcelona, donde pudo trabajar para grosos como Roger Waters, Aerosmith, Kiss y muchos más. "Fue descubrir la industria del espectáculo, sos un número. Me encantó pero al mismo tiempo me defraudó mucho. Yo iba con lo de crear, el arte, llegué y me dijeron que era un pichi, ponía la luz donde me decían y se acabó", confiesa de esas épocas. Pero también dice que "llega un momento en que vas sumando curriculum sin darte cuenta, porque no es que estás cinco años laburando para un artista y escalonas, capaz que hiciste un solo trabajo y saltaste a otro. Entonces haces el repaso de un año, trabajaste y aprendiste un montón de cosas".

Volvió y se empezó a meter en el ambiente local, para hoy laburar con grandes del espectáculo y en los mejores escenarios. Como dijimos, no solo con la cuestión lumínica, sino aportando en todos los detalles que hacen a la estética, desde la puesta, los videos, incluso ilustraciones para algunos grupos, y hasta como se mueven. "Mi laburo es el planteo de un show, le están diciendo coach ahora. Voy buscando que los artistas planteen su estética. Muchas bandas copian y pegan, no saben porque. Vos lo mirabas a Bowie, a Freddie Mercury o hasta al Flaco Spinetta, tenían hasta una estética en su movimiento", detalla León.

UN PROBLEMA ESTÉTICO

"Me dedico a la visual", como empezó diciendo y añade que "considero que la sociedad no tiene problemas políticos, sino estéticos. Tirar un papel en la calle, tocar bocina en el tráfico, pelearse con alguien en público, romper un vidrio, son cosas antiestéticas. Eso lo aplico a todo".

Hablando más específicamente de su trabajo, dice que "es poca gente la que puede vivir de esto. Están los técnicos por otro lado, merecen un capítulo aparte, yo fui paralelamente a eso. Lo que yo veo hoy en día es que la iluminación sola, ya fue. Lo mismo con el video o la calidad sonido por sí misma. La estrella de rock está obsoleta también, si no es el Indio Solari no se manejan números gigantescos, sin embargo haces una fiesta electrónica y va todo el mundo".

Expresa que a pesar de las dificultades en su rubro, "encontrás tipos que te dan bola. Ahora estoy trabajando con El Kuelgue, que vienen cada vez más en ascenso. Hicimos cinco Nicetos agotados, fue una sorpresa hasta para nosotros. Una de las cosas más lindas era que la gente decía "que buen show", no solo "como sonaron".  Por esto, dice que gran parte del asunto "va en los músicos. Hoy una entrada no se puede aumentar mucho, pero sabemos que los costos están por las nubes. Hay algunos como Babasónicos que no venden su música, venden su show, hasta tuvieron un DVD que se llamó "Luces". Se vende un sello, eso lleva tiempo y evolución. El artista tiene que entender, hay que educarlos".

También confiesa que entre sus colegas "hay muchos que se frustran. Estudian siete años para después ir a hacer algo con cuatro lucecitas. La mayor parte de las veces no hay dinero para esto. Muchos artistas prefieren un buen camarín o un buen hotel antes que las luces. La profesión ha evolucionado un montón, pero no evolucionan las empresas. Los productores también son otros factores para que se venga un poco abajo, o la seguridad como en casos como el Indio".

Emocionado, menciona que "cuando le pones mucha garra, cobrás por algo pero terminás haciendo cuatro veces más. Yo crecí con esto y lo amo. La vida es una sola, voy a tener hasta cierta edad la energía para hacer esto, quiero hacer que cada show sea el mejor, siempre entrego todo.  Desde que hacía Al Toque u Os Palmeiras, le ponía energía, que eran cosas para divertirnos, yo lo hacía como si estuviese tocan Queen. Lo importante es que este mundo vos pasas y tenes que dejar una huella. Hace poco fue mi cumpleaños y me doy cuenta que mi amigos empezaron a entender como ver un show, se va viendo el camino".

LUZ DEL ALMA

"¡Mirá hasta donde influye la luz!, si querés tener una cena romántica, ¿Vás a poner tubos fluorescentes?, ¡No!, le pones una lamparita, luz de velas. En esas pequeñas cosas está la influencia de la luz y la estética, pero no nos damos cuenta", resalta León en un momento de la charla. Y sigue: "O la iluminación de las calles, cuando un gobierno dice que van a iluminar todas las plazas, uno ve luz y dice que está mejor. En realidad es un foco tirando luz. Crecemos con eso, y eso se nota a la hora de estar mirando un espectáculo".

Así se va fijando como pone cada color, cada detalle: "¿Rojo por qué?, el rojo es sangre, seducción, sexo, mil cosas. ¿Cómo funciona eso físicamente?, entrás a un lugar todo rojo y se te abren los ojos porque hace esfuerzo. A eso no se le daba ni pelota. Eso trato de aplicar"

Muy humilde siempre, pero se anima a decir que "hay una mano mía en lo que hago. Por ejemplo, no uso movimientos en los luces, es algo que duró 30 años. De a poco voy logrando cierta paleta de colores y otras cosas".

"Sandro Pujía es mi referente, me acuerdo que tenía 13 años me iba a la Biblioteca Rivadavia a leer los reportes que hacía cuando se iba a Estados Unidos con Cerati. El otro día fuimos a un festival en Mendoza, él estaba con Cadillacs y yo con El Kuelgue. Ahora viene y me saluda, para él soy un pibe más, pero esas cosas me dicen que voy por buen camino", comenta, mientras nos dice como si nada que está laburando en la puesta del Baradero Rock, para marcas como Spotify e Isembeck.

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2016 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados