Notas de Opinión

El mejor negocio

12/10/2017

No todos nacimos para hacer negocios, pero sin embargo nos pasamos la vida negociando casi sin darnos cuenta. No todos somos economistas, pero a lo largo de la vida nos vemos prácticamente obligados a tomar decisiones sobre la economía del hogar o de nuestro emprendimiento, carrera o negocio. No todos nos dedicamos a las inversiones como sustento de nuestra vida, pero sin embargo elegimos en que invertir dinero, en que no hacerlo y hasta en que invertimos nuestro tiempo y energía.

por
María Agustina Jáuregui

Y si hay algo cierto en esta vida es que lo UNICO que si o si nos va a acompañar desde el primer día y hasta el último es: Nuestra existencia o sea, nosotros mismos. Eso es lo único cierto, todo lo demás, se trabaja y va cambiando, pero YO estoy en MI vida mientras la tenga.  Los amores van cambiando, las profesiones también, los hijos crecen y dejan la casa familiar en búsqueda de sus propios sueños, pero quien permanece es uno mismo.

Es por esto que resulta importante y por demás beneficioso dedicarnos, como si fuera un trabajo más, al negocio de uno mismo. La invitación es a incrementar mis niveles de conocimiento sobre aquello que me apasiona, cultivar hábitos de vida saludables relacionados a quien quiero ser en este mundo,  saber relacionarnos y vincularnos en los diferentes ámbitos de convivencia. El mejor negocio en mi vida soy yo.

¿Hace cuánto tiempo no invertís es vos mismo? ¿Cuánto tiempo de tu semana dedicas a tu expansión personal, a plantearte objetivos, a soñar con el futuro o trabajar en la mejora de tu presente? ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? ¿Cuál es el último aprendizaje que incorporaste para mejorar la versión actual de vos mismo?

Porque se trata un poco de esto, de ir mejorando y puliendo esos detalles que constituyen la versión de quien estamos siendo hoy en relación a quien queremos ser mañana o en unos años. Pero este trabajo no termina nunca, porque como dicen?una vez que sabemos las respuestas, nos cambian todas las preguntas. Entonces no somos un modelo a terminar, sino en evolución constante, en un estado de permanente mejora y crecimiento. Siempre moviéndonos hacia donde queremos, pero necesitamos trabajar en eso y orientar nuestro esfuerzo en cultivar aquello que queremos cosechar.

Vernos como el mejor negocio de nuestras vidas nos puede permitir empezar a planificar y modelar el diseño que queremos darle a este emprendimiento del YO MISMO.

Como primer paso tenemos que evaluar la situación actual, los recursos con los que contamos hoy y plantear los objetivos o metas a cumplir para que ese YO MISMO se parezca al diseño que tengo en mente, con mi visión de ese YO MISMO. Al realizar este chequeo también vamos a poder encontrar los componentes que todavía no tengo y en los cuales debo trabajar, siempre con la mirada orientada hacia mi visión. A partir de este primer análisis podre entonces crear un plan de acción. Sumamos los objetivos y los componentes que no tengo y me pongo a planificar.

Para que un plan pueda llevarse a la práctica necesita tener: objetivos claros, cumplibles, medibles y con un tiempo estipulado. Tiene que estar alineado con la Visión que nos planteamos y un fuerte nivel de compromiso.

Tal vez se preguntaran ¿existe una fórmula para saber cómo somos? Y yo supongo que sí, que hay montones de fórmulas, pero hoy les propongo indagar un poco en la que propone Victor Kuppers y dice: ¿Cuánto vales tu como persona?

Valor= (Conocimiento + Habilidad) x Actitud

Y nos explica que para todo lo que nos proponemos en la vida hace falta Conocimiento, para hacer economista necesitamos saber de economía. Después viene la Habilidad y la experiencia, claro que es importante a la hora de emprender algo contar con ciertas habilidades. Y luego tenemos la Actitud. Pero ¿qué es lo realmente importante en esta fórmula? Y es que la C suma, la H suma, pero la A multiplica.

Por lo tanto la gran diferencia entre quienes somos y quienes podemos llegar a ser radica en esa A, en la Actitud que le ponemos a la vida. Ese factor A es quien me hace a mi ser quien soy y ser querida y respetada por mis allegados. Y es esa A la que te diferencia del resto. Claro que es importante tener conocimientos y habilidades para la construcción de quien quiero ser, pero no podemos dejar de ver que la Actitud que tengamos ante las cosas de la vida, son lo que van a multiplicar los resultados.

Entonces para cuidar ese MEJOR NEGOCIO al que llamamos YO MISMO la mejor inversión que podemos realizar cada día es elegir la mejor ACTITUD que multiplique aquellas cosas que hacen de nosotros esa persona que queremos ser HOY mismo, sin perder de foco la Visión que tenemos para nosotros mismos.

¿Cómo trabajamos la actitud? Bueno, ese es tema para la próxima, pero te dejo esa pregunta para que vayas viendo como podes hacerlo.

Gracias.

 

María Agustina Jáuregui

Coach Profesional Certificada - Directora de Coaching Tandil.

Avalada por la Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional.

agustinacoach@gmail.com

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2016 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados