Notas de Opinión

Inmobiliaria Tandil Soñado

30/09/2017

El 15 de noviembre de 2005 se aprobó la Ordenanza 9865 conocida como Plan de Desarrollo Territorial de Tandil. Ningún instrumento legal en nuestra ciudad ha sido tan vapuleado, bastardeado, tan ultrajado y tan minimizado como éste.

por
Nacho Lacovara

Su artículo 3 se señala La promoción del desarrollo del Municipio de Tandil tiene como principio general el cumplimiento de las funciones sociales de la ciudad y de la propiedad urbana y rural, promoviendo:

a) la gestión democrática, participativa y descentralizada;

b) la mejora de la calidad de vida y del ambiente, reduciendo las desigualdades y la exclusión social;

c) el fortalecimiento del papel del Poder Público en la promoción de estrategias de desarrollo;

d) la articulación de estrategias de desarrollo del municipio en el contexto regional y provincial;

e) el fortalecimiento de la regulación pública sobre el suelo urbano y rural mediante la utilización de instrumentos redistributivos de la renta urbana y el control sobre el uso y ocupación del espacio de la ciudad y el área rural.

No se ha cumplido ninguno de éstos ítems y hemos escuchado en éstos doce años que ha regido este instrumento, las más variadas, jaspeadas y onerosas excepciones que se han hecho mediante el voto, en un gran porcentaje de la mayoría automática.

Autorizando barrabasadas, que siempre han generado importantes divisas para el gobierno municipal, donde generalmente participan personas físicas o jurídicas con bastante "feeling" con el gobierno municipal o con alguno de sus integrantes.

Pero el campeón de estas desatinos ha aparecido en los últimos días con la firma "Tandil for sale" (El desarrollo Don Bosco) que con un capital de 40.000 pesos solicita esta excepción dispuesto a abonar algo así como tres millones y medio de pesos. La proporción del capital y el pago es por lo menos llamativo.

Como señala muy bien la Asamblea por la Preservación de las Sierras de Tandil, hay argumentos legales, medioambientales y de otro tipo para dar marcha atrás con este desacierto, que lo único que persigue es, hacer negocios con el privilegio otorgado por algunos funcionarios. Parafraseando otra vez a lo que declaman los integrantes de la Asamblea.

Pero esto sería solo una casualidad, si antes no hubiéramos palpado el conflicto bastante nauseabundo de los terrenos en Villa Cordobita, nunca debidamente aclarado.

Si no hubiese pasado, el denominado caso Segurola, hoy parado por la justicia, donde vendieron lotes de una subdivisión no aprobada.

Si no se hubiera puesta en tela de juicio la aprobación, vía excepción, el proyecto de vivienda multifamiliar, de 18 unidades de 2 dormitorios cada una, que se pretende construir en el inmueble ubicado según catastro en la Circunscripción I, Sección B, Manzana 12aw de este Partido, propiedad de CAVIA S.A.I.F. Y C. Es decir al costado de lo que se conoce como la Torre de Fugl y casi a orillas del Ramal H.

Y a todo esto debemos agregarle las innumerables denuncias, que nos enteramos a través de medios de comunicación, donde se habla de personas estafadas por terrenos comprados de buena fe.

Para muestra hace pocos días salió una nota publicada en El Eco de Tandil que decía entre otras cosas: "Un grupo de denunciantes por estafas lanzó una advertencia a los vecinos en relación a personas que los despojaron de dinero a cambio de la venta de lotes que tenían dueños o eran fiscales. En la operatoria, los delincuentes recurrieron a algunas escribanías para certificar boletos de compraventa, en tanto se sospecha que puede haber algún contacto en la Dirección de Catastro del Municipio que filtre información clave para la comisión de estos hechos."

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2016 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados