Notas de Opinión

Tandil, ¿más desigual?

08/03/2017

Nota de Opinión de Marina Ramos y Micaela Herrera, del Movimiento Evita, en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Tal como lo dio a conocer el Jefe Distrital de Educación de nuestra ciudad, "unos 530 chicos de entre 2 y 3 años no consiguieron su banco en instituciones estatales" este año. No hay lugar. Es notable que nos encontramos ante una demanda de infraestructura que no es contemplada a través del estado, por medio de políticas que lleven adelante la creación de nuevos jardines maternales o la ampliación de los que ya existen.

 Esta situación, la de dejar a 530 chicos fuera del sistema educativo, no sólo afecta el derecho a la educación sino que aumenta la brecha de desigualdad de nuestra sociedad, porque  en un contexto recesivo, donde la economía no crece y la inflación, como la suba de tarifas van en desmedro de  los salarios, las familias que no puedan pagar la cuota de un Jardín privado o contar con familiares que colaboren gratis en el cuidado de sus hijos. ¿Qué alternativas tienen?

En la mayoría de los hogares son las mujeres las que asumen la tarea de cuidado, postergándose o resignándose a no poder contribuir con la economía familiar.   Conocer este dato dentro de este contexto económico, revela la ausencia progresiva del Estado en materia de planificación educativa. Conocerlo ahora, cuando se intenta por parte del Gobierno Provincial negociar con los docentes a través de una oferta salarial irrisoria, además de difamar mediante la "convocatoria de voluntarios" que reemplacen la tarea de   quienes ejercerán hoy y mañana el más elemental de los derechos laborales: la huelga, demuestra un notable camino de vaciamiento en las políticas de educación pública.

No es casualidad que se ponga en tela de juicio que los trabajadores de la educación pelean solo por dinero, generando así un desprestigio de la tarea docente. Cuando en realidad también está en lucha el dinero que el estado destina para obras de infraestructura y mantenimiento de las instituciones educativas. Y para comprender la medida de fuerza que se llevará adelante no podemos desconocer que  los docentes marcan un camino en la recomposición salarial a través de sus paritarias, porque ellas repercuten en la negociación del resto de los trabajadores, involucrando los intereses del conjunto de la sociedad.

 Entonces: ¿cuál es la respuesta del Estado ante situaciones tan elementales como estas que se conocen desde el año pasado? Destinar el dinero del fútbol para todos a la construcción de instituciones educativas fue una de las afirmaciones que pronunció el presidente durante uno de sus discursos. ¿Dónde está ese dinero?; ¿Que prioridad le da el gobierno a la presentación de los equipos docentes de la escuela de Villa Aguirre y del Barrio Las Tunitas para la apertura de jornada completa? Y ¿Cuándo van comenzar las clases estos 530 niños y niñas?; ¿Qué hacen las familias que no tienen opción, y necesitan que todos sus integrantes trabajen fuera del hogar?

No sabemos de qué manera el estado va a garantizar el acceso a la educación de estos niños y niñas, pero si sabemos que es nuestra obligación luchar para que se cumpla ese derecho fundamental que es la educación. Y también para que las mamás reciban el acompañamiento necesario para poder insertarse en el campo laboral.

 En nuestro país hay un 65% de hombres que tienen empleo contra un 41% de mujeres que no consiguen un puesto laboral. Una de las causas es la falta de Jardines Maternales estatales donde puedan dejar a sus hijos, como lo hace cualquier trabajadora que cuenta con el dinero para pagar una guardería privada.

Las brecha entre mujeres y hombres en actividad, como también la distancia  salarial, incrementa la precarización del empleo y del desempleo femenino en mayor medida que el de los hombres, la penalización laboral en la maternidad y la atención de las responsabilidades familiares, describen la situación actual de las mujeres en el mercado laboral cuyo rumbo de empeoramiento en el último año no será posible  de detener sin la adopción de políticas decididas, contundentes y urgentes que reviertan el camino emprendido por las medidas neoliberales aplicadas a nuestro país.

 La igualdad es un derecho fundamental cuyo cumplimiento exigimos, y cuyo logro no será posible alcanzar sin una voluntad política real dirigida hacia este fin. Por tales causas, este 8 de marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en Tandil marcharemos entre otras consignas repudiando las políticas de ajuste que aumentan la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres.

Marina Ramos - Micaela Herrera

Movimiento Evita.

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

Últimas noticias

EN EL PREDIO DE LA SOCIEDAD RURAL

EN EL PREDIO DE LA SOCIEDAD RURAL

¡Expotan vuelve a regalar un 0 KM!


2008 - 2016 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados